15 minutos de tensión y… a por la gloria

desconozco cuánto tiempo transcurre entre la primera manga y la segunda de un slalom especial, la verdad. digo QUINCE MINUTOS porque encajan para el titular, supongo que serían unos cuantos más. pero después de leer y releer sobre PAQUITO FERNANDEZ OCHOA y aquella hazaña del oro en sapporo, me imagino al esquiador español, al verse con el mejor tiempo en la primera bajada, esperando para realizar la segunda, qué cosas le pasarían por la cabeza, con solo 22 años, un especialista como él en la prueba, campeón español “ad eternum” pero de segunda fila a nivel internacional, con los colores en su jersey de un país sin tradición en los deportes de nieve, y sin ningún campeón olímpico individual aún en toda su historia. joder, menuda responsabilidad.

solo unas décimas mejor que los franceses y suizos, algo más de ventaja sobre el gran favorito italiano. había bajado en segundo lugar, con la nieve aún virgen, de ahí ese dorsal 2 (trece menos del oportuno) que hemos visto inmortalizado en las fotos de aquel día, con arrojo y talento, y pese a ese handicap había obtenido el mejor parcial. pero aún quedaba la segunda manga, la de la verdad. podía haber sido suerte, había que volver a volar entre las banderitas. era el 13 de febrero de 1972 en sapporo, japón, y aquí en españa, el esquí y las olimpiadas de invierno importaban un carajo, en la madrugada española, sin los medios de comunicación actuales, pocos, muy pocos compatriotas, estaban pendientes de la actuación de PAQUITO en el último día de la competición, ninguno espera medalla de un esquiador que rondaba normalmente la décima posición internacional.

lo que pasa es que el padre de paquito era el conserje de la escuela de esquí de cercedilla, y claro, los hijos esquiaban y bien. PAQUITO el mayor, el más osado, el más cabezón. dejo de estudiar para dedicarse en serio al esquí. consiguió nada más y nada menos que 34 campeonatos nacionales, pero de los pirineos para arriba era otro cantar. después de las olimpiadas, apenas un triunfo en la copa del mundo y algún podio, poco más.

en la segunda manga tenía que bajar el último, era un honor reservado al mejor tiempo de la primera, pero también la responsabilidad de ver como los rivales iban pulverizando los tiempos, haciendo casi imposible la gesta. lo normal para un segunda fila sería arriesgar y caerse, o ser prudente buscando medalla y quedarse sin nada. no era ese PAQUITO, tan valiente, tan arriesgado, tan apasionado por la vida, que llegó a debutar de novillero, montó varias empresas, o se apuntó a un reality televisivo. PAQUITO hizo una bajada de ensueño, no le pesó en absoluto las circunstancias, y su tiempo, el segundo mejor en esta ocasión, le otorgó la PRIMERA MEDALLA DE ORO OLIMPICA individual para un español, y la única hasta hoy día en deportes de invierno. no extraña esa cara de inmensa alegría y de todo el equipo español con sus atuendos rojos y amarillos en la foto de cabecera. solo la peque de la familia, su hermana BLANCA, consiguió años después en ALBERTVILLE otra medallla, aunque esta vez de bronce.

PAQUITO murió hace poco de un cáncer linfático, como muchos de los mejores, como nuestro GRAN QUINCE. lo hizo pocos días después de recibir un gran homenaje en su pueblo, estatua incluida, sintiéndose muy querido, desde que dio aquella gran alegría a un país húerfano de éxitos y tradición polideportiva. sin medalla olímpica PAQUITO no sería conocido por muchas copas que hubiese levantado aquí en españa, si acaso en el reducido circo del esquí alpino, y esta modalidad gozaría de aún menos predicamento en un país de playas y fútbol, pero también de estaciones de montaña.

FERNÁNDEZ OCHOA era uno de los históricos pioneros del deporte de élite español, esos locos pioneros en chandal, como BAHAMONTES, BLUME, MARIANO HARO, NIETO, URTAIN, SANTANA y un poco más tarde BALLESTEROS. tipos raros, en un país de futbolistas que tampoco solían ganar, excepción de aquel MADRID DE LAS 5 COPAS. ahora todo ha cambiado, los éxitos nos inundan, nos ciegan, nos confunden como la noche a dinio, y una generación de oro nos hace olvidar aquella época en el que lo raro era ganar, lo milagroso, ver un español en lo más alto del podio. PAQUITO lo hizo, fue el mejor dos veces, en la primera manga, y tran QUINCE MINUTOS o algo más DE TENSIÓN.. se lanzó cuesta abajo decidido a conquistar LA GLORIA.

y vaya si la consiguió, fue un héroe nacional, dadas las circunstancias, se convirtió en una celebridad. quería incluir un español en esta sección tan querida, OLÍMPICOS DEL 15, y es de ley que el primero y quién sabe si el único, sea PAQUITO FERNANDEZ OCHOA. un QUINCE GANADOR como la copa de un pino. emprendedor, dicharachero, y que supo disfrutar de la vida hasta el final. porque se dedicó a lo que le gustaba con pasión, porque su mejor versión la dió en el momento justo, y lo hizo dos veces, directo a la gloria. descanse en paz, nuestro gran campeón de la nieve.

capítulos anteriores:

1.bradbury o como hacerse el 15

2.zatopek, el impertinente del kilómetro 15

3. peter norman, el estilo 15 power

4. ¿cree-wells-en-los-milagros?

One thought on “15 minutos de tensión y… a por la gloria

  1. Fue una macahada de cojones y desde luego cuando nos enteramos aquí nadie lo creía. Grande Paquito.
    PD: va a ser verdad que ya no te preocupan las visitas, al principio celebrabras todas la efeméride y ahora has pasado de puntillas por las 500.000 visitas. Enhorabuena por tu perseverancia…y tu compañía. Besazo fuerte, BLOGERO DEL 15

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s